¿Qué es?

El SVE (Servicio de Voluntariado Europeo) ha modificado su nombre y pasa a denominarse proyectos de voluntariado. Los proyectos de voluntariado son una experiencia de aprendizaje donde personas jóvenes mejoran y/o adquieren competencias para su desarrollo personal, educativo y profesional, así como para su integración social, desarrollando una actividad de voluntariado en otro país de la Unión Europea.

 

  • Beneficios
  1. Crecer personal y profesionalmente a través de un enfoque no-formal.
  2. Mejorar habilidades personales.
  3. Aprender nuevos idiomas.
  4. Conocer nuevas culturas.
  5. Ayudar al desarrollo de comunidades locales.

 

  • Partes implicadas
  1. Voluntario. Personas que van a hacer el servicio voluntario, es decir, vosotros.
  2. Organización de envío. Se encarga de encontrar a los candidatos, la formación previa y el seguimiento.
  3. Organización de acogida. Es la que proporciona tareas al voluntario, alojamiento, manutención.

 

  • Financiación

El dinero viene de la Unión Europea. Los gastos que cubre este servicio son: el viaje, el alojamiento, la comida, dinero de bolsillo, transporte local, visado y formación lingüística.

 

  • Duración

La duración de un proyecto de voluntariado oscila entre las dos u ocho semanas para los proyectos de corta duración y entre los dos o doce meses para los proyectos de larga duración.

La duración de los proyectos no puede prolongarse más allá del plazo de tiempo aprobado por la Comisión Europea. Es decir, si fue aprobado un proyecto de seis meses, este período de tiempo no puede prolongarse. Sin embargo, si se realiza primero un voluntariado de corta duración, después se podrá realizar uno de larga duración.

 

  • Ámbitos en los que participar

Existen multitud de proyectos agrupados en 42 categorías, entre ellas: arte y cultura, medio ambiente, igualdad de género, juventud, cooperación al desarrollo, deporte, educación, salud, comunicación…y un largo etcétera.